Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Asonahores señala los principales retos del nuevo gobierno


Los principales directivos de Asonahores, quienes el miércoles participaron en el Almuerzo del Grupo Corripio de Comunicación, se sienten satisfechos por la relevancia que el presidente electo, Danilo Medina, ha dado al turismo. Julio Llibre, Rafael Canto, Arturo Villanueva, Frank Rainieri y Quiterio Cedeño explicaron los que consideran son los principales retos y problemas de un sector que por años ha demostrado su empuje y su importancia en el comportamiento de la economía nacional. Dijeron que esperan hablar a profundidad con el licenciado Medina.

Trabas impositivas

Los hoteleros no quieren exenciones fiscales para bien disputar con sus iguales de la región el pastel turístico de la zona caribeña, pero sí que se eliminen las trabas impositivas que los podrían sacar de la contienda.

Ese enunciado, expresado en conjunto por los miembros de la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo (Asonahores), representa solo una de las demandas del sector en el contexto de los nuevos mercados que son competencia del país, a saber, México, Panamá y Colombia.

Rafael Blanco Canto, expresidente de la entidad, dijo que las cargas fiscales que afectan a la actividad turística son el alto costo de los pasajes aéreos, del combustible de los aviones y las tasas impositivas a la inversión.

“Tenemos un impuesto al avtur que hace que este sea el más caro de la región, pues en México y Puerto Rico cuesta dos dólares el galón, en Jamaica un dólar, y en República Dominicana cuatro dólares”, explicó.
El empresario Frank Rainieri precisó que un vuelo Moscú-Punta Cana usa casi 50,000 galones de avtur, multiplicado los dos dólares de diferencia que tiene México, “estamos hablando de US$100,000 menos, lo que nos saca completamente de competencia. Por eso se van para allá, a pesar de que es más lejos, porque es más barato llevarlos a Cancún que a Punta Cana”.

Blanco Canto planteó, en el mismo orden, el precio de los pasajes aéreos, al destacar que la mayor parte de su costo está dado por los impuestos.

“Nosotros tenemos una serie de impuestos y de tasas que nos sacan de la competencia regional, hablamos de US$62.0 por pasajero, cuando va a Turquía, que cobra US$30.0, un turista ruso se ahorra la mitad y el destino es más cercano”, dijo Rainieri.

“No queremos incentivos, lo que queremos es que esos impuestos estén al mismo nivel que los de nuestros competidores.

Impuestos a la inversiòn

Con relación a los impuestos a la inversión, explicó que un empresario que construye un hotel en México, donde no hay ley de incentivo, todas las compras que se hacen el Estado devuelve, en 45 días, el IVA (equivalente al Itbis) que se paga, para que no se convierta en un aumento del costo de la inversión.

“Eso da una diferencia de un 16% sobre el monto de la inversión en México, por debajo de la que se haría en República Dominicana”.

Respecto a otros gastos, como el costo de alimentos y bebidas, un estudio comparativo entre México y RD le permite al empresario establecer que aquí hay una diferencia de costo de un 24%, más que en México, “por los impuestos selectivos que distorsionan los costos”. “Han surgido destinos nuevos. Cuando nosotros comenzamos no existía la Riviera Maya, Colombia era un país en guerra y Panamá era poco conocido, pero hoy esos tres destinos son los que más inversión extranjera hacia el sector turismo están atrayendo a la región”, expresó.

La cuestión jurídica

En materia jurídica los hoteleros dicen que enfrentan otros inconvenientes: la propiedad de los inmuebles y las demandas laborales.

“El tema catastral ha sido un trauma en el sector, por los problemas que se registran con la titulación”, dijo Blanco Canto.

“Pero además, el tema laboral genera problemas; por eso abogamos por una reforma laboral para tratar de evitar el conflicto que surge entre el patrón y el empleador.

Conflictos que, según él, están siendo aprovechados por una serie de abogados que se han dedicado a buscar las lagunas de la legislación para sacar beneficios, y eso crea inseguridad jurídica en el sector por los embargos laborales.

Conversación con Danilo. Dado que una de las promesas de campaña del Presidente electo Danilo Medina era tratar de incrementar en diez millones la visita de turistas al país, a los empresarios se les preguntó si ya se habían reunido con él para conocer a fondo sus propuestas.

Encuentro con Medina

Julio Llibre, presidente de Asonahores, aclaró que no se han reunido con Medina después de su triunfo en las elecciones de mayo.

“Pero tenemos pendiente ese encuentro, sobre todo con el equipo que asignará en el área turística, para que empecemos a buscarle soluciones a los problemas que enfrentamos”.

Un buen semestre. A pesar del negativo panorama que, en general, presentaron Blanco Canto y Rainieri, Llibre dijo que el primer semestre de 2012 ha sido positivo para la industria.

Al destacar que el citado período fue muy intenso por el tema electoral -las elecciones presidenciales de mayo pasado- resaltó que, sin embargo, los hoteles de Santo Domingo se beneficiaron de esa dinámica.

“Durante ese proceso los hoteles mejoraron su nivel de ocupación, por la presencia de tantos visitantes extranjeros que estuvieron aquí a propósito del certamen electoral”.

Así que, lejos de afectar el turismo esta circunstancia, lo impactó positivamente en la ocupación, destacó el empresario.

Llibre, al igual que sus colegas, expresó que aunque el país cuenta con una plataforma hotelera envidiable, no se puede dar el lujo de descuidarse y obviar los aspectos ambientales y de tipo urbanístico que representan debilidades para el sector.

“De manera que el primer objetivo que debemos tener es llenar la capacidad hotelera, y solo lo lograríamos si mejoramos los servicios y las ofertas, y sobre todo diversificarnos”.

Publicar un comentario