Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Asonahores espera más inversiones en hoteles en 2015

Simón Suárez.La Asociación de Hoteles y Turismo de República Dominicana (Asonahores) vislumbra el 2015 como un año de buena actividad y de repunte de inversiones en habitaciones hoteleras, que han estado rezagadas.

En el primer trimestre, la llegada de turistas se elevó entre un 6 y un 7%, “que está bastante bien”, dijo Simón Suárez, presidente de la organización, al participar en el Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe.

“Yo siempre aspiro que andemos por el ocho por ciento para sentirme bien. Y probablemente si no hemos llegado a mi meta personal ha sido porque ha caído mucho el mercado ruso”, aseguró, entrevistado en la parte concerniente al Almuerzo Semanal de Multimedios del Caribe.

Ese descenso en las visitas de turistas rusos, que alcanza el 60% (25,000 turistas menos, si se calcula los que vinieron antes, sin sumar los potenciales visitantes que había), obedece sobre todo a una cuestión de tipo político en Rusia y a la devaluación de su moneda (el rublo), que ha sido muy marcada.

“Por ejemplo, el gobierno ruso el pasado año dispuso una prohibición para los empleados del Estado, impidiéndoles viajar de vacaciones fuera de Rusia”, dice Súarez, observado atentamente por sus acompañantes Thelma Martínez, directora Comercial de la Asonahores; Joel Santos, tesorero; Manuel Quiterio Cedeño, asesor de Prensa y Comunicaciones.

“El problema por el que vienen menos rusos es básicamente de divisas, para que no se continúe devaluando el rublo, y evidentemente eso trae como consecuencia un encarecimiento para poder salir de Rusia”, indica Joel Santos, cuando se introduce en la conversación.

Mientras la llegada de visitantes rusos bajó, la de turistas de los Estados Unidos creció en un 16% entre enero-marzo de este año; le sigue España, que ha tenido un repunte; Canadá, Gran Bretaña y Alemania, según los datos ofrecidos por Asonahores.

El principal directivo de la organización sostuvo que los resultados positivos obtenidos se deben al esfuerzo realizado hace año y medio, porque los mercados se trabajan con 18 meses de antelación. Eso que dice Suárez, es algo así como que en turismo los resultados de hoy son el fruto de lo que vendiste hace un año y seis meses.

“Hemos estado enfocado consistentemente en promoción, cuyo liderazgo lo lleva el Ministerio de Turismo, al que nos hemos adscrito los hoteleros y la industria, apoyándolo”, apunta Suárez, en respuesta a preguntas formuladas por el director de elCaribe, Osvaldo Santana, quien dirigió la entrevista. Junto a él estuvieron el jefe de Redacción de Apertura, Héctor Marte; el editor de la sección Dinero, Héctor Linares, y la editora de elCaribe digital, Sandra Guzmán.

Cuando Héctor Marte preguntó si la apertura del mercado cubano puede representar un reto en materia turística para República Dominicana, Suárez resaltó que Cuba, ha sido un competidor por 30 años. “Y hemos competido exitosamente en todos los mercados donde nos hemos puesto cara a cara.
Naturalmente, el efecto morbo o de demanda reprimida que pueda haber en el consumidor norteamericano para visitar a Cuba va a tener un efecto sobre la demanda de norteamericanos hacia el Caribe, en general. Y como nosotros somos el principal destino de los norteamericanos en el caribe, entonces a nosotros nos va a afectar, principalmente”, dijo.

Según Joel Santos, el 70% del mercado dominicano desde hace muchos años ha estado expuesto a la competencia con Cuba. “Tenemos también que entender un poco la decisión de los mercados. Evidentemente, en Estados Unidos, sí puede tener un impacto inicial, pero la realidad también es que Cuba requiere de un proceso de transformación importante para poder colocarse en los niveles que está República Dominicana”, calculó.

Echando un vistazo a los números, los miembros de Asonahores informaron que el sector turístico aporta entre el 21 y el 22% de los ingresos totales que tiene el Estado, entre el 15 y 17% al producto interno bruto (PIB) y genera unos 280 mil empleos. A la fecha existen unas 66,000 habitaciones, pero lo ideal es llegar a las 100,000, que es la cantidad que se necesita.

En cuanto a productos de origen agrícola (para alimentar a la gente que visita los hoteles), la demanda está sobre los US$600 millones.
El presidente de la Asonahores favorece no opacar la modalidad “todo incluido”, que ha sido el fundamento del desarrollo turístico dominicano.
“El todo incluido nos permitió penetrar mercados que en otras circunstancias no habríamos podido penetrar y además de eso por la eficiencia nuestra del país como destino turístico y como operador hotelero, nosotros hemos sentado cátedra en el desarrollo del modelo todo incluido”, apuntó.

Resaltó que el todo incluido ha ido agregando valor en su operación. Aseguró que el país está aprendiendo y penetrando los otros renglones del mercado y del producto turístico. “Estamos redondeando nuestro producto turístico, porque estamos mejorando la infraestructura vial interna y eso permite que haya mucho más movilidad interna de los turistas.

Nos estamos también reconociendo como un destino de algo más que sol y playa y por eso hay actividad ecoturística en el sur o en las montañas e inclusive hay una redefinición del producto turístico en el norte, con Sosúa-Cabarete a la cabeza”, expresó.

Rememoró que hace 20 años el 70% de los vuelos que entraban a República Dominicana era chárteres, sin embargo, hoy día eso no es más de un 30%. El vuelo regular permite que se mercadee ese tipo de hoteles independientes para que viajen directamente a través de vuelos regulares.
De acuerdo a las explicaciones ofrecidas por Simón Suárez en la ciudad de Santo Domingo la expansión de la planta hotelera obedece a dos fenómenos: uno de ellos es que hay una expansión económica que ha ampliado la actividad comercial.

Hay también, según su óptica, un movimiento dentro del mercado hacia el Norte de la avenida 27 de Febrero, de la capital, que es donde se ha dado la expansión de la actividad comercial.

Planteó que para mantener el ímpetu de esa actividad (de la hotelera, en la capital) queda la tarea de la construcción del centro de convenciones y exposiciones de la ciudad de Santo Domingo, que le dará sentido a toda la infraestructura hotelera que hay en la ciudad. Informó que se han encargado estudios de factibilidad que deberían estar listos para pronto. Dejó claro que en ese proyecto la intervención del Estado es fundamental. En cuanto a la ciudad colonial, dijo que se trata de un producto que mejorará todo lo demás en Santo Domingo.

 

 

 

 

 

Publicar un comentario