Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Aprendiendo del caso alemán

MITUR en ITB 2014Una de las mejores noticias del año pasado para el turismo es el crecimiento del 16% en las llegadas de vacacionistas desde Alemania.

Igual de alentador es que el Ministro de Turismo, Francisco Javier García, aseguró en la recién concluida feria de Berlín, que para el 2014 se repetirá este aumento con la llegada de más de 250 mil turistas procedentes de ese mercado.

El año pasado recibimos más de 213 mil. 

Según los datos del Ministerio de Turismo y su oficina en Alemania, que dirige Petra Cruz, el touroperador Tui lleva hasta un crecimiento de un 10% en el invierno y proyecta para el verano un 20%; Thomas Cook, el segundo touroperador en importancia, tienen aumento de 19.7%, y proyecta para el verano un 32%, y el tercer tour operador, Meir’s Weitreisen, ha crecido en invierno un 28% y espera para el verano un 90%.
En los años noventa cuando llegamos a recibir más de 452 mil turistas desde este país, que era entonces nuestro principal mercado, los alemanes eran los reyes de la Costa Norte. Actualmente la recuperación se mueve hacia Punta Cana, que el año pasado recibió el 76% de los alemanes (162 mil), y el aeropuerto de Puerto Plata el 17% (34 mil). Por Las Américas llegó el 7%. Los demás se repartieron en La Romana (552), La Isabela (584), Santiago (262) y Samaná (8). Esta distribución refleja el comportamiento de los últimos años.
El repunte alemán es una muy buena noticia porque este mercado estuvo creciendo hasta el 1999 en que se recibieron 452 mil alemanes; pero con un reparto diferente, porque la Costa Norte acaparó 245 mil (54%) y Punta Cana 183 mil (40%). Ese año el aumento fue de un extraordinario 23%.

A partir del 2000 comenzó el desplome que con un decrecimiento promedio anual un 6% en la pasada década.

Petra Cruz explica la caída por la irrupción en el mercado del turoperador FTI Turistik que para dominar el mercado lanzó una estrategia de bajos precios y provocó una guerra que daño a los turoperadores (FTI quebró), erosionó la imagen del destino y debilitó la hotelería y la oferta complementaria de la Costa Norte, que dependía de ese mercado.

Volver a la senda del crecimiento ha costado años, y una importante inversión en comunicación, participación en las ferias regionales dirigidas al público y trabajo intenso con turoperadores y agentes de viajes.

La oficina de Alemania ha traído al país 1500 agentes de viajes en los últimos dos años.

“Hemos hecho un trabajo arduo, que ahora se siente y la economía alemana está en un buen momento”, explica Petra. Tenemos mucho que aprender –gobierno y sector privado- de la caída y recuperación alemana.

 
Por Manuel Quiterio Cedeño

 

 

Publicar un comentario