Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Adquirientes Aerodom invertirán US$1,000 millones

El presidente Leonel Fernández se reunió anoche con los compradores y vendedores de Aerodom, con quienes trató aspectos relativos a la transacción que envolvió US$400 millones.
Los adquirientes resaltaron que proyectan invertir US$1,000 millones en los próximos cinco años, para mejorar los servicios en las terminales aéreas bajo su responsabilidad.
Al término de la reunión, que comenzó a las 6:25 de la tarde y concluyó a las 7:15 de la noche, el presidente del grupo Advent Internacional, Juan Carlos Torres, dijo que decidieron invertir en el país porque hay futuro y estabilidad de gobierno.
Precisó que la compra de las acciones de Aerodom al Grupo Abrisa se materializó luego de 14 meses de negociación.
Abraham Hazoury, presidente del Grupo Abrisa, explicó que la venta de la totalidad de sus acciones y las de sus socios se materializó el pasado 4 de septiembre.
Informó que ayer envió una carta a la comisión de la Cámara de Diputados que investigará la operación, en la que ofrece todos los detalles de la venta.

Avdent compró empresa que no paga impuestos

Con la compra de las acciones de Aerodom al Grupo Hazoury, la compañía Advent International adquiere la cencesión de la administración de los principales aeropuertos del país, con total exención de impuestos tanto para la importación de sus inversiones como de la renta que obtenga en sus operaciones.
Una crónica de Listín Diario afirma que se presume que la transacción no generará ingresos al Estado dominicano por el impuesto de ganancia de capital debido a que el contrato de concesión y sus adendums aprobados por el Congreso Nacional se establece la exención de toda carga arancelaria y tarifa fiscal.
Sin embargo, la DGII todavía no ha informado si existe algún mecanismo para que el Estado reciba el pago de impuestos por la ganancia de capital en la transacción recientemente anunciada.
La concesión de los aeropuertos Internacional de las Américas (AILA), en Santo Domingo; Gregorio Luperón, en Puerto Plata; Arroyo Barril, en Samaná; María Montés, en Barahona, y posteriormente el Joaquín Balaguer, en Santo Domingo, fue el producto de una decisión congresional aprobada en 1999.
El contrato firmado por 20 años y luego aumentado a cinco años más en el 2002 establece la exención del pago del Impuesto Sobre la Renta o sobre la importación de estos capitales o su exportación y la de sus intereses y/o dividendos a los fines de cumplir con las obligaciones de inversión de grandes sumas para mejorar las condiciones de esas terminales.
El contrato original presenta un cronograma de inversión que tendría que ser cumplido en tres años por un monto global de US$203 millones en los cuatro primeros aeropuertos.
Se desconoce si esa inversión fue cumplida por completo, debido a que Aerodom no ha ofrecido mayores detalles de la venta de sus acciones a la multinacional Advent.
Aerodom invirtió RD$200 millones como capital suscrito y pagado y asumió el compromiso de realizar inversiones de capital en la primera fase del proyecto por RD$650 millones o por un monto mayor si las partes lo acordaban.
Aerodom Dominicana fue concesionada por el Estado a un grupo empresarial encabezado por Abraham Hazoury y sus socios YVR Airport Services Ltd, una empresa británica representada por Impregilo, de origen italiano; y por Odgen Central and South America, de capital estadounidense y representada por David W. Watson.

Publicar un comentario