Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Sigue negociación por crisis Iberia

El mediador nombrado por el gobierno en el caso de Iberia, Gregorio Tudela, se reúne este lunes con representantes del sindicato UGT, luego de entrevistarse el sábado con el Sepla. Los sindicatos concluyeron el viernes su primer tramo de huelga, que obligó a cancelar más de 1,280 vuelos, según un portavoz de la compañía.

Fuentes sindicales dijeron a Efe que Tudela, catedrático del Derecho del Trabajo y nombrado el pasado jueves por el ejecutivo, ha citado a representantes de UGT para la Universidad Autónoma, con el objetivo de acercar posiciones entre la compañía y los gremios, que han anunciado otras dos etapas de huelga: del 4 al 8 y del 18 al 22 de marzo, hasta completar un total de 15 jornadas.

Tras el encuentro del sábado con Tudela, el jefe de la sección sindical del Sepla de Iberia, Justo Peral, ha dicho que en la cita expresó que los trabajadores aceptarán sólo una solución para salir de la huelga con un proyecto de futuro y crecimiento que respete sus empleos y evite el desmantelamiento de la empresa.

Desde el otro lado, el holding IAG, conformado por British Airways e Iberia, ha advertido que frenará cualquier acuerdo que afecte su capacidad de gestión.
“Si se llega a un acuerdo que no respete estas tres líneas rojas, IAG lo ‘tumbará’ en su consejo o si no en la junta de accionistas. La compañía no va a ceder en esto”, dijeron a Europa Press fuentes al tanto de la negociación.
Según esas fuentes, IAG tampoco cederá en cuanto al desarrollo “sin restricciones” de su filial Express y en su apuesta por el control de Vueling para operar a conveniencia en el mercado español.
Adelantaron, además, que el consejo de administración de IAG, que se reunirá el 28 de febrero y hará públicas las cifras anuales del grupo, solo vería con buenos ojos un acuerdo con “ciertas concesiones laborales” que no afecten “la estrategia de desarrollo marcada por la compañía”.
Iberia, por su parte, advirtió a los sindicatos que si el 14 de marzo no se ha logrado un acuerdo, comenzará a aplicar el ERE, que implica más de 3.800 despidos.
Esa medida, parte del plan de reestructuración presentado por la compañía para mantenerse a flote y retornar a la rentabilidad, y que incluye recortes en rutas y salarios, ha detonado el actual proceso de movilizaciones, durante las cuales se ha denunciado lo que los sindicatos llaman entrega de Iberia a British Airways y su desmantelamiento por parte de la empresa británica.
Iberia argumenta que desde 2008 y hasta septiembre de 2012 perdió más de 850 millones de euros.

Publicar un comentario