Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Procuraduría y Unicef inician trabajo contra la explotación sexual

La Procuraduría y el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) instalaron en Boca Chica las mesas interinstitucionales y comunitarias para reducir la explotación sexual y comercial contra niños, niñas y adolescentes, plan replicado en Cabarete y Sosúa, Puerto Plata, y en la Ciudad Colonial, del Distrito Nacional, en una labor de prevención, investigación y persecución contra esos delitos, más comunes en zonas turísticas.
El trabajo iniciado incluye la campaña “No hay excusas”.
Indica que la intervención fue anunciada en un acto en el que estuvieron el procurador general, Jean Rodríguez; la titular de la Procuraduría Especializada Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas, Roxanna Reyes; el representante interino de Unicef, Eduardo Gallardo.
También el director general de la Policía, mayor general Ney Aldrin Bautista; el del Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur), general, Juan Carlos Torres y la viceministra de Asuntos Consulares y Migratorios del Ministerio de Relaciones Exteriores, Marjorie Espinosa.
Participan en el programa la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), la Policía Judicial de Niños, Niñas y Adolescentes y el Ministerio de Turismo.
La nota expresa que Rodríguez reiteró el compromiso de seguir el incremento de los esfuerzos desde el Ministerio Público en coordinación con instituciones nacionales e internacionales para reforzar la prevención y la persecución de esos delitos.

“Con esta nueva iniciativa buscamos garantizar la integridad de nuestros niños, niñas y adolescentes, quienes merecen y deben tener la oportunidad de desarrollarse de manera integral en ambientes sanos y seguros, respetando su dignidad”, expuso.

Afirmó que el objetivo es que las mesas de coordinación sean convertidas en espacios en los que los actores de la sociedad civil y del Gobierno puedan interactuar para dar una respuesta integral a esta compleja situación.
Recordó que las instituciones que “forman parte del proyecto juegan un papel fundamental para la sensibilización de la sociedad, las protecciones de los niños, niñas y adolescentes y la detección, persecución y sanción de estos casos”
Nueva esclavitud. En tanto, Gallardo expuso que la explotación sexual es una forma de esclavitud moderna y que solo con una respuesta integral de las autoridades nacionales y locales, la sociedad civil, el sector privado, y las comunidades, acompañados de la cooperación internacional, para prevenir, perseguir y atender a las víctimas, podrán reducirla y proteger mejor a los niños y niñas contra la violencia.
Entiende necesario reforzar la capacitación para identificar la explotación sexual y denunciarla.
La iniciativa es parte del Plan Nacional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes.

Publicar un comentario