Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Padre Rogelio Cruz cuestiona abandono del Malecón

El padre Rogelio  Cruz  y representantes de diversas organizaciones sociales y comunitarias acordaron desarrollar un programa de misas itinerantes para reclamar la atención de las autoridades a los diversos problemas  que afectan la ciudad de Santo Domingo.
Luego de oficiar una misa en la acera  del parque Eugenio María de Hostos, para exigir que ese espacio  público sea  devuelto a los ciudadanos, el sacerdote convocó a las juntas de vecinos y a los habitantes de la capital a participar en actividades similares en la plaza de guibia, en la plaza Omar Torrijos y en el mercado de Villa Consuelo, que permanecen abandonados por el cabildo  capitaleño.
Tras cuestionar la apatía de los capitaleños para luchar por el derecho a la ciudad, el religioso invitó a los sectores  sociales a realizar acciones cívicas para  exigir que las autoridades edilicias cumplan sus obligaciones y rindan cuenta de sus actos.
“Vamos a acudir  a la propia sede del Ayuntamiento para que el síndico Roberto Salcedo nos explique que ha hecho con los cuantiosos recursos que ha manejado  durante los últimos ocho años sin resolver ninguna de los problemas de la ciudad; pero también vamos a cuestionar  a los regidores para que nos digan cual es el papel que están cumpliendo  como  representantes del interés ciudadano”, expresó el sacerdote católico.
Durante el oficio  religioso, el padre Rogelio Cruz expresó duras críticas a las autoridades municipales por su incapacidad para proveer los servicios que demanda la ciudad y por el estado de abandono en que  han sometido el Malecón  de Santo Domingo, considerado históricamente como uno de los espacios públicos más representativos  de la capital.
“Roguemos por el perdón y la misericordia de quienes han dejado esta obra abandonada y la  han olvidado a  su suerte. Esto se ha convertido en nido de ratas, cucurachas y ratones y personas dudosas que vienen a refugiarse aquí”, dijo  el padre Rogelio  con voz potente frente a los feligreses.
En la actividad, el presidente de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, Roberto Henríquez, explicó que el interés es llamar la atención de las autoridades sobre el deterioro y el descuido que exhibe esa zona.

Publicar un comentario