Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Ni un chele más para Roberto

Manuel Quiterio Cedeño
Me inscribo en la lista de quienes opinan que el alcalde del Distrito Nacional, Roberto Esmérito Salcedo Gavilán, no merece recibir un centavo más en adición a la millonaria suma que le llega del presupuesto y por impuestos municipales, hasta tanto no rinda cuentas detalladas del gasto municipal, rodee de transparencia su gestión y ciña el manejo de los recursos al mandato de la ley de municipios 176/07.
Salcedo Gavilán comenzó el año con un incremento desconsiderado de los impuestos municipales y creó otros ilegales que significan una carga adicional para los ciudadanos, a quienes a cambio castiga con un ciudad con una pobre infraestructura, sucia, arrabalizada, carente de señalización, muy mal iluminada, con las aceras destruidas y llenas de tarantines y vendedores ambulantes y con servicios municipales desastrosos.
Además, con cientos de empleados que no rinden ninguna labor, una empleomanía parasitaria en la que se gasta unos RD$70 millones mensuales, más de RD$20 millones de los que le permite la ley, que prohíbe a los cabildos dedicar más del 25% de sus ingresos al pago de salarios.
Un informe del regidor Waldys Taveras sobre el gasto reportado por Salcedo Gavilán para el trimestre julio-septiembre del año pasado explica que en este período el gasto del cabildo sumó RD$642.5 millones, y según la ley debió dedicar RD$146 millones (25%) al pago de personal, pero utilizó RD$218 millones para estos fines, RD$72 millones por encima de lo permitido.
Además, debió dedicar el 40% a construcción y mantenimiento de infraestructuras, es decir, RD$234 millones, pero sólo invirtió en estos fines RD$7.9 millones.
La pregunta que muchos se hacen: ¿En qué gasta Salcedo Gavilán el dinero que recibe de los ciudadanos? Porque tampoco cumple con la norma sobre el presupuesto participativo, que lo obliga a dedicar parte de los recursos del cabildo a obras municipales escogidas por los munícipes.
Lo de la basura es otro caso. Waldys Taveras explica en una carta al presidente Leonel Fernández que Roberto Esmérito ha contratado ocho empresas para limpiar los 94 kilómetros cuadrados del Distrito Nacional, un promedio de 11.7 kilómetros para cada una y les pagamos para esto sumas fabulosas, pero la ciudad sigue sucia.
En un artículo anterior recordé que la página del ayuntamiento en Internet informó que el período 2006-2009, Esmérito presupuestó RD$12,111,837,489. Es decir, que recibió en cuatro años RD$128.8 millones por cada uno de los 94 kilómetros cuadrados de su territorio; un promedio de RD$32 millones por año por kilómetro cuadrado, y RD$32,212 en promedio por metro cuadrado por año.
Dígame usted cuántos pesos ha invertido Salcedo Gavilán en los escasos metros cuadrados del entorno en que usted vive y trabaja.

Publicar un comentario