Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Megatormenta amenaza a la costa noreste de EEUU

Los albergues abrieron y decenas de miles habitantes recibieron el domingo la orden de desalojar zonas costeras del noreste de Estados Unidos.

Tanto las grandes ciudades como las pequeñas localidades del noreste adoptaban medidas de seguridad para enfrentar una supertormenta que amenaza a unos 60 millones de personas en el corredor más poblado del país.
La ciudad de Nueva York anunció que la noche del domingo dejarán de funcionar sus estaciones del metro, autobuses y trenes, y no habrá clases el lunes para 1.1 millones de estudiantes. El alcalde Michael Bloomberg también ordenó la evacuación de parte del bajo Manhattan y de otros vecindarios ubicados en zonas bajas.

Las predicciones sobre el impacto en la ciudad más grande del país son cada vez más preocupantes.  Una oleada de agua de mar de entre 1.8 y 3.3 metros (entre 6 y 11 pies) amenaza con inundar partes del bajo Manhattan, túneles de desagüe del metro y afectar la red subterránea de energía, líneas telefónicas y de Internet de alta velocidad que es el alma de la capital financiera de Estados Unidos.

Bloomberg anunció ayer una evacuación obligatoria que afecta a 375 mil personas en las zonas bajas desde la costa de Queens hasta los rascacielos de Battery Park City.
Después de días de advertencias más tranquilas, el tono se hizo más agudo el domingo cuando el Centro Nacional de Huracanes predijo inundaciones potencialmente mortales para áreas que incluyen el puerto de Nueva York.
Decenas de miles de habitantes de las costas de Delaware, Nueva Jersey, Connecticut y otras regiones amenazadas recibieron órdenes de desalojo debido al peligro que representarán las precipitaciones de casi 30 centímetros (un pie) de lluvia, ventarrones de casi 130 kph (80 mph) y oleaje de entre 1.2 y 3 metros (4 y 11 pies) de altura.

El huracán Sandy avanza hacia el norte desde el Caribe, región en la que causó al menos 65 muertos, y según pronósticos, virará a la izquierda, hacia la costa del noreste, donde tocará tierra el lunes en la noche o el martes en la mañana, posiblemente en Nueva Jersey, y ahí chocará con una tormenta invernal que avanza desde el oeste y con una masa de aire frío que desciende desde el Ártico.

Los expertos dicen que el meteoro híbrido resultante causará estragos en una franja de casi 1,300 kilómetros (800 millas) de territorio entre la Costa Este y los Grandes Lagos.
Ante los pronósticos del mal tiempo, la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) dijo que dará inicio el lunes a sus planes de contingencia. La NYSE dijo que no abrirá pero mantendrá sus operaciones electrónicas. La Bolsa Mercantil de Nueva York dijo que no abrirá debido a que se ubica en la zona de evacuación obligatoria. Si Sandy deja sin electricidad el bajo Manhattan, la bolsa puede utilizar sus generadores de respaldo. Los servidores que manejan las transacciones bursátiles se ubican en Mahwah, Nueva Jersey.
La tormenta que amenaza a 60 millones de estadounidenses en el este de la nación con intensos vientos, lluvias, olas, inundaciones e incluso nieve es mucho más que un sistema meteorológico ordinario. Es un monstruo extraño sin precedentes.

Todo empieza con Sandy, un huracán ordinario proveniente del trópico que avanza hacia el norte rumbo a la costa este de Estados Unidos. A eso hay que agregar una zona de alta presión centrada alrededor de Groenlandia que bloquea la ruta normal del huracán rumbo al mar y lo obliga a avanzar hacia el oeste en dirección a tierra.

Luego se añade un frente frío invernal que llega desde el oeste y choca con esa tormenta. Se le mezcla también aire proveniente del Ártico y se agrega una luna llena y su efecto usual de generar mareas altas. Después se le suman enormes olas generadas por un enorme huracán y vendavales.

El resultado es un monstruo meteorológico que se espera desate su poderío sobre una franja de 1,280 kilómetros (800 millas) de largo, con pronósticos de que en ciertas áreas caerán 304 milímetros (12 pulgadas) de lluvia, 60 centímetros (dos pies) de nieve y vientos sostenidos de entre 65 y 80 kph (40-50 mph).

Publicar un comentario