Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Llaman a dedicar recursos y esfuerzos a las previsiones antihuracanes

La temporada de huracanes 2012 abrió oficialmente para el Atlántico, el Caribe y el Golfo de México el pasado 1 de junio, precedida por la inusual presencia de dos tormentas tropicales en mayo. Expertos y organismos de la región llamaron a los países a no dejar que los problemas económicos y la previsión de que no habrá una alta actividad ciclónica afecten sus preparativos para el período.
Caribbean News Digital refiere que las tormentas Alberto y Beryl quedaron registradas en mayo, antes del inicio de la temporada 2012. Según los registros, sólo en 1887 y 1908 se formaron dos tormentas tropicales en el área antes del inicio de la temporada ciclónica, que cierra el 30 de noviembre.
Los expertos de varias organizaciones meteorológicas del hemisferio coinciden en que no será ésta una temporada de huracanes muy activa. Las previsiones apuntan a una media de diez a 13 tormentas tropicales, de las cuales cinco o seis pudieran fortalecerse hasta convertirse en huracanes, incluidos tres de alta intensidad.
No obstante, persiste el hecho de que no es posible, con una anticipación de meses o semanas, predecir con exactitud el recorrido o la intensidad de un organismo tropical.
El director ejecutivo de la Caribbean Disaster Emergency Management Agency (CDEMA), Jeremy Collymore, alertó a los gobiernos a no dejar que las difíciles condiciones económicas y las previsiones de que será una temporada ciclónica por debajo del promedio les hagan estar desprevenidos.
En una rueda de prensa en las oficinas centrales de la Agencia en Barbados, el experto advirtió que se debe estar atentos y preparados pese a los pronósticos que prevén una temporada por debajo de la media.
“Las previsiones sobre una temporada por debajo de la media pueden llevar a errores y a que la gente baje la guardia. Les recuerdo que la última vez en que esto sucedió, en 1992, tuvimos el huracán Andrew”, señaló, y recordó que los daños fueron de 250 millones de dólares en Bahamas y de miles de millones de dólares en la costa sur de los Estados Unidos.

Publicar un comentario