Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Islas Saona y Beata son sólo para excursión

Las autoridades de turismo mantienen a las islas Catalina y La Saona como un destino de excursiones, no de alojamiento, conforme a los lineamientos del Plan de Desarrollo Turístico Comunitario implantado hace cinco años en esas zonas y, en consonancia con las leyes medioambientales que impiden instalaciones hoteleras grandes, porque se trata de un parque natural.
La afirmación es de Luis Simó, viceministro de Turismo (Mitur).
Igual planteamiento señala el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, entidad que a través de su viceministro, Daneris Santana, explicó que esas zonas turísticas están siendo aprovechadas por miles de visitantes, al igual que sus ecosistemas naturales, en base a un turismo que procura el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales (sol, playa y arena).
No obstante, el presidente de la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores), Julio Llibre, dijo que lo primero es definir el derecho de esos terrenos, porque aunque conoce la posición gubernamental también ha escuchado del reclamo de derechos de propiedad sobre esa zona. Llibre favorece que estas islas sean parte de los activos turísticos del país.
Los ministerios de Turismo y Medio Ambiente, así como la Asonahores reaccionaron de ese modo al editorial del matutino Listín Diario: Catalina y La Saona, desperdiciadas, el cual plantea que a pesar de que son dos tesoros y potenciales fuentes para el turismo, allí no hay instalaciones para acomodar el flujo de turistas de cruceros y se desconocen las razones que impiden al Gobierno convertirlas en dos grandes centros de atracción turística. El viceministro de Turismo dijo que en la isla Saona se aplica un modelo de turismo sustentable, especialmente en la comunidad de Mano Juan, junto al Ministerio de Medioambiente. Asimismo, dos rutas ecológicas de Catuano a Mano Juan y de esta comunidad a la Laguna de los Flamencos.
Para el presidente de la Asonahores, Julio Llibre, lo primero es establecer la situación jurídica en ambas islas, aunque asegura desconocer el estatus legal de éstas. El hecho de que sea área protegida no significa que no pueda ser un activo turístico bajo un régimen especial, afirmó.
El viceministro de Medioambiente, Daneris Santana, dijo que el turismo en esas islas, en el Parque del Este en sentido general, procura el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y culturales y el bienestar de la gente que vive en los alrededores.
Actualmente miles de turistas visitan esos lugares cada año, extranjeros y dominicanos.

Publicar un comentario