Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Hoteles en RD y México impulsan al del Grupo Barceló  

Los hoteles en República Dominicana, la Riviera Maya y México han impulsado la operación del Grupo Barceló en el último año, de acuerdo con las memorias del grupo, citadas por Hosteltur.

En cuanto a los hoteles, los copresidentes del grupo Barceló indican que “la división de Hoteles ha dado también unos buenos resultados.

En general el porcentaje medio de ocupación ha aumentado un 1,1%, situándose en el 70,7%, mientras que la tarifa media diaria por habitación y el ingreso por habitación disponible se han incrementado un 2,5% y un 4% respectivamente en relación a 2012”.

Y añaden que “los mejores indicadores se han producido en Latinoamérica, región que genera cerca del 75% del Ebitda del grupo, y muy especialmente en la Riviera Maya mexicana y en la República Dominicana.

En ambos destinos el porcentaje medio de ocupación ha rondado el 85%.”

Y para el presente año el grupo Braceló espera ganar 28,1 millones, un 12%.

Tal y como figura en la memoria anual del grupo, dentro del capítulo de previsiones para este 2014 en base al comportamiento de estos primeros meses, estiman para este año un Ebitda de 212 millones (un 16% más) y un beneficio neto de 28,1 millones.

En cuanto al Ebitda (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones), el grupo Barceló logró 183,3 millones de euros, lo que supone un aumento del 9,5% respecto a los 168,5 millones de 2012, año en logró un crecimiento del 40% respecto a 2011. El mencionado Ebitda de 2013 incluye el de los hoteles adquiridos en agosto de 2013 en México y República Dominicana, de todo el año.

Turoperación

De acuerdo con Hosteltur, en el año 2000 el grupo Barceló decidió dar un giro y centrarse en la actividad hotelera. Vendió su agencia Viajes Barceló y su turoperador Turavia al grupo británico First Choice.

Pero, al contrario que Iberostar, la familia Barceló acabó recuperando la agencia de viajes y diez años después han vuelto a la turoperación, según se explica en este reportaje de la revista Hosteltur.

El movimiento llevado a cabo por los Barceló en 2000 tenía su origen en una buena oferta de First Choice, y la evidente mayor rentabilidad del negocio hotelero. Algo que también vio Miguel Fluxá cuando en 2006 decidió centrarse también en sus hoteles y vendió a Carlyle la mítica división emisora (Iberojet-Viajes Iberia) que la firma de capital riesgo bautizaría como grupo Orizonia siete años antes de dejarlo morir.

Pero el sector turístico español a veces parece el argumento de una teleserie de éxito. El que fuera consejero delegado de Orizonia, Gabriel Subías, y que fue ‘invitado’ a dejar el grupo por Carlyle en 2010, tardó poco en reunirse con Simón Pedro Barceló para plantearle el proyecto de volver a hacer de Barceló un grupo de integración vertical recuperando la turoperación y añadiendo transporte aéreo.

Ni el mejor de los guiones le pondría dos años después en bandeja los restos del naufragio de Orizonia como base de la extraordinaria expansión que ha experimentado el grupo Barceló en 2013.

Fruto de esa estrategia y del aprovechamiento de la oportunidad bridada por la quiebra de Orizonia, el grupo Barceló alcanzó una cifra de negocio de 1.936,7 millones de euros durante 2013, lo que supone un aumento del 25,2% respecto a los 1.547 millones de euros logrados en 2012 (ejercicio en que cayó un 2% respecto al año anterior), según los datos presentados a sus accionistas.

El beneficio neto aumentó más del 600%, pasando de los 3,5 millones de euros de 2012 a los 25 millones de 2013. Cabe recordar que en 2011 el beneficio después de impuestos fue de 1,5 millones, lo que supone que en 2013 se ha registrado un resultado incluso mejor que los 10 millones logrados en 2010.

 

Publicar un comentario