Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Haití planea ser un país emergente hacia 2030

Haití está adentrándose en un plan de desarrollo que apunta a convertirle en un país emergente hacia 2030, según declaró el primer ministro, Laurent Lamothe, quien explicó que la sostenibilidad estará entre los pilares de la estrategia, en la cual jugará un papel importante el turismo.

El país ha concebido y desarrolla, con asistencia del FMI y el Banco Mundial, un programa de tres años diseñado para alcanzar de forma acelerada crecimiento económico y reducción de los niveles de pobreza. El proyecto, entre 2014 y 2016, es parte de la estrategia de Haití a largo plazo para convertirse en un país emergente hacia 2030, dijo Lamothe.

Haití, con décadas de arraigada pobreza y subdesarrollo que pesan sobre sus indicadores económicos y sociales, está recuperándose de un devastador terremoto de 7 grados que en 2010 dejó un estimado de 300 mil muertos y más de un millón sin techo, además de destruir parte importante de su infraestructura.

Lamothe describió el plan de las autoridades del país caribeño como “nuestro mapa de ruta a largo plazo para lograr un desarrollo significativo en la calidad de vida de cada haitiano”.

Precisó que el proyecto avanzará sobre cuatro pilares de desarrollo, incluidos la reforma económica y la reconstrucción, “basada en un incremento en la agricultura, la manufactura y el potencial turístico, la creación de negocios y la inversión extranjera directa”, así como el desarrollo regional y la planificación de un progreso balanceado por territorios, y una cuidadosa administración de los recursos naturales y la biodiversidad.

Entre otros retos que debe afrontar Haití, Lamothe señaló el deterioro ambiental, la pobreza, la inequidad social, desempleo endémico, fuerte mercado informal, un frágil gobierno central y gobiernos locales y regionales débiles.

 

Publicar un comentario