Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Encarcelan en España empresario vinculado a escándalo en el país

El empresario Carlos Sánchez, involucrado en un escándalo vinculado al proyecto turístico Punta Perla en la República Dominicana, fue encarcelado para cumplir los cuatro años y cuatro meses de prisión que le impusieron las autoridades españolas por los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y fraude.

La información fue publicada por el periódico El Mundo, que atribuye a fuentes judiciales de España la información que Sánchez fue condenado en el caso ‘Malaya’, contra la corrupción en Marbella, en el que hace año se involucró al ex secretario de Obras Públicas del país y presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado.

La Sección Primera de la Audiencia malagueña accedió a darle un nuevo plazo al empresario de la construcción, por encontrarse en República Dominicana, pero al no atender a las citaciones fue capturado e ingresado a prisión.

Aunque según las fuentes, el empresario ingresó de forma voluntaria el pasado viernes día 12 de febrero en una cárcel de Madrid para cumplir la pena impuesta, de lo que ya se ha informado formalmente a la Sala que juzgó y ejecuta ahora la sentencia del caso ‘Malaya’.

El Tribunal ha dictado dos órdenes internacionales de busca y captura para el también empresario, que fuera socio de Sánchez, Andrés Liétor; y para el abogado Juan Hoffman, ya que no se personaron en ningún centro penitenciario en el tiempo que se dio para hacerlo de forma voluntaria.

Según la edición del 30 de noviembre del 2006 del diario digital Interviú, el proyecto Punta Perla contemplaba la construcción de ocho mil viviendas turísticas hasta el 2009 con una inversión de dos millones de euros.

Indicaba que para lograr privilegio en República Dominicana, los imputados se valieron de la influencia del empresario Enrique Sarasola y que además el español Jesús Balderas fue la figura clave que sirvió de enlace entre los promotores enjuiciados y la cúpula del PRD.

Interviú cita el Informe Embajador, elaborado por la Agencia Española de Investigación Método 3, que indica Balderas, asociado con Abraham Hazouri, fue la pieza clave para introducir a Sánchez en el círculo comercial del país caribeño, donde operan otros promotores involucrados en la operación Malaya, como Tomás Olivo y José Ávila Rojas.

Asegura el diario que los negocios entre Sánchez y Vargas Maldonado se entrelazan en el país desde hace años y revela que el principal ejemplo de esta relación es la adquisición del hotel Hispaniola por parte del empresario granadino, que lo compró el inmueble a una empresa controlada por “testaferros del influyente político local”.

Explica que la empresa Inversiones Inmobiliarias Harna, que en esa época presidía Vargas Maldonado, participó en la operación con una parcela como parte del pago.

Publicar un comentario