Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Empresarios y sindicalistas del turismo rechazan aumentos de impuestos y reforma a los incentivos

0063Las principales organizaciones empresariales y sindicales del turístico manifestaron su oposición a la modificación de la ley de incentivos fiscales al sector y al incremento de los impuestos a los combustibles.
En un comunicado entregado hoy titulado “Un llamado a la Racionalidad”, las entidades advierten al Gobierno, al Congreso Nacional y a la clase política, que las propuestas legislativas presentada por el Ministerio de Hacienda aumentan el componente fiscal del costo del producto turístico y reducen significativamente la capacidad del país de competir en los mercados internacionales turísticos. 0073
Los empresarios y sindicalistas dicen que el Ministerio de Hacienda podrá usar juegos de palabras para llamar a los proyectos presentados al Senado, pero “lo concreto es que en el período de más dura competencia en los mercados internacionales, el producto turístico dominicano se encarecerá por esta vía, reduciendo la capacidad competitiva de las empresas turísticas de nuestro país”.
El comunicado “Un llamado a la Racionalidad” los firman la Asociación Nacional de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (ASONAHORES), las asociaciones de hoteles de Santo Domingo, Boca Chica, Juan Dolio, La Romana/Bayahibe, Este. Santiago, Playa Dorada, Puerto Plata, Sosúa y Cabarete, Asociación de Empresas de Turismo Inmobiliario, Asociación de Restaurantes, Asociación de Restaurantes de Comida Rápida, la Federación Nacional de Trabajadores de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines, la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte, la Asociación de Transporte Turístico de la Región Este, y la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Samaná (AHETSA).
Recuerdan al Gobierno y a los legisladores que “nadie está obligado a venir a República Dominicana y no lo harán si nuestra oferta no es competitiva y atractiva, no importa lo que crea el Ministerio de Hacienda ni los déficit y necesidades de recursos del Estado Dominicano”.
Señalan que ya el costo del galón de combustible de avión (US$2.84/galón) esta por encima del precio promedio mundial (US$ 2.011/galón) y del precio promedio del Caribe (US$2.095/galón) y esta entre los más caros del mundo.
Explican que el incremento que provocará la propuesta del Ministerio de Hacienda aumentará en más de un millón de dólares el costo anual para las aerolíneas que más turistas transportan desde Europa y alrededor de la mitad para los transportistas de Norte y Sur América. Un vuelo en las principales rutas desde RD consume entre 15 mil (América) y 33 mil galones (Europa), dependiendo del destino.
Informan que para un hotel que opera en la región Caribe de México el kilovatio de energía consumido le cuesta 9.8 centavos de dólar, pero su competidor dominicano debe pagar entre 20 y 31 centavos de dólar; es decir que nuestra tarifa más baja posible actualmente es más del doble que la de México, y la energía representa entre un 12-15% del costo de operación de un hotel.
El empresariado y los sindicatos turísticos reclaman que no se modifique la ley de incentivos turísticos que ha sido la principal herramienta para atraer inversiones y desarrollar el sector, y fue necesaria porque el sistema impositivo y la burocracia local ahuyentan las inversiones.
Consideran un grave error darle al Ministerio de Hacienda poder discrecional para decidir sobre los incentivos, ya que el proyecto entregado para aprobación del Senado dejaría en manos de Hacienda la decisión sobre incentivos. “Si el Congreso pasa el poder de decisión de los promotores del desarrollo turístico a recaudadores de impuestos, dice el comunicado, estará aprobando la liquidación del país como destino atractivo para la inversión turística. Y si la decisión es “discrecional’, se abre la brecha a una subjetividad peligrosa”.
Destacan que es ilógico que mientras los demás gobiernos del Caribe fortalecen sus políticas de incentivos para atraer inversiones, en el país se recorten. “Con este tipo de políticas vamos a contracorriente en relación con lo que esta ocurriendo en el Caribe, donde la tendencia es el fortalecimiento de las políticas de incentivo al turismo”.
Esta semana, cita el comunicado como ejemplo, el Gobierno de Jamaica anunció la ampliación de los incentivos con un programa de crédito fiscal para estimular la renovación de sus hoteles y favorecer a los pequeños establecimientos y otras empresas turísticas