Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

EE.UU. y la Eurozona, en la antesala de la recesión, afirma el FMI

La economía mundial se contraerá marcadamente este año y el próximo, y Estados Unidos seguramente sufrirá una recesión como consecuencia de la crisis financiera más grave en más de medio siglo.
El Fondo Monetario Internacional, en un informe difundido ayer miércoles sobre el Panorama Económico Mundial, redujo los cálculos de crecimiento de la economía global y pronosticó que Estados Unidos – el epicentro de la crisis financiera – continuará perdiendo terreno.
El FMI trazó un panorama sombrío para la Eurozona, al rebajar la previsión de crecimiento para este año al 1.3% y casi nulo para 2009 (0.2%), y advirtió que muchos países del grupo están o se dirigen hacia la recesión, entre ellos España.
“La zona euro está sufriendo grandes golpes que debilitan la actividad económica, en particular debido a las tensiones financieras extraordinarias”, destacó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe semestral sobre perspectivas económicas mundiales, en el que los países del euro salen peor parados que Estados Unidos para 2008.
“Muchos países están o se dirigen hacia la recesión”, sobre todo Italia, España e Irlanda y, fuera de la zona euro, Gran Bretaña, anticipó la institución, con sede en Washington.
Si bien la “ralentización empezó con la subida de los precios del petróleo y el rebote de la inflación”, que amputaron el poder adquisitivo de los hogares, ésta se agravó por la crisis financiera y el endurecimiento de las “condiciones del crédito”, señaló el FMI.
Algunos países como España, Gran Bretaña e Irlanda son especialmente víctimas de la contracción del sector inmobiliario, que afecta el conjunto de Europa, excepto Alemania, Austria y Suiza.

La economía mundial

“La economía mundial ha iniciado ahora una importante contracción ante el shock más peligroso en los mercados financieros maduros desde la década de 1930”, dijo el FMI en su informe.
El FMI calcula ahora que la economía global, que creció el año pasado un 5%, perderá un terreno considerable, llegando al 3.9% este año. Y el próximo apenas llegará al 3%, su peor actuación desde el 2002. En el pasado, el FMI consideró un crecimiento global del 3% o menos el equivalente a una recesión global.
El cálculo del FMI fue formulado antes que la Reserva Federal estadounidense y otros bancos centrales redujeras el miércoles sus tasas de interés para evitar que se haga global la crisis financiera.
El economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, consideró la reducción coordinada de las tasas de interés “un paso en la dirección adecuada”. Empero, advirtió que es igualmente evidente que “quedan por delante duros tiempos económicos”. Las tasas bajas no son una cura universal para todos los males que sufre la economía, indicó. “Por su cuenta, no pueden solucionar el problema, pero son parte de la solución”.
Preguntado por el riesgo de la economía global quede atascada en una prolongada recesión, Blanchard respondió que “en mi opinión el riesgo de una Gran Depresión es prácticamente nula”.

La zona Euro

Frente al brutal deterioro de la situación de los bancos y la caída de las bolsas europeas, el FMI aboga por una “acción concertada y coordinada” de los gobiernos comunitarios en apoyo a los “activos problemáticos y la recapitalización” de las entidades bancarias.
Mientras que las decisiones nacionales de algunos países frente a la crisis repercutieron negativamente en algunos Estados vecinos, como en el caso del plan de rescate bancario irlandés, el FMI pidió que no se “retroceda en la integración europea”.
“Hará falta tiempo” para restaurar la confianza en el sistema financiero, estimó el FMI.
En su informe, la institución rebaja de nuevo su previsión de crecimiento para la Eurozona al 1.3% en 2008 (frente al 1.4% pronosticado en agosto), es decir, menos que en Estados Unidos, donde la cifra prevista por el Fondo es del 1.6%. Para 2009, augura un crecimiento casi nulo en ambos lados del Atlántico. Un 0.2% en la Eurozona y un 0.1% en Estados Unidos. La situación mejoraría en 2010 en los países de la zona euro, con un crecimiento del 1.4%.
La contracción del crédito pesa enormemente sobre la actividad bancaria y por extensión sobre el conjunto de la economía.

Las grandes economías

El informe establece igualmente un abismo entre las dos principales economías de la zona, al prever un 1.8% de crecimiento para Alemania en 2008 y tan sólo un 0.8% para Francia.
Para España, el FMI prevé un crecimiento del 1.4% este año y del -0.2% el año próximo y en Gran Bretaña, pronostica un 1% en 2008, un -0.1% en 2009, y un repunte del 2.2% en 2010.
La ralentización económica provocaría inevitablemente un alza del desempleo, que aumentará del 7.6% en 2008 al 8.3% en 2009 en la zona euro.
En cambio, el deterioro económico junto a un retroceso contundente de los precios del crudo desde mediados de julio, hará caer la inflación, por debajo del 2% en 2009.
Justo antes del recorte coordinado de las tasas de interés anunciado este miércoles por los principales bancos centrales, entre ellos el Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra, el Fondo pidió a estos dos últimos que rebajaran el nivel “muy elevado” de los tipos. En la Eurozona, la tasa principal pasó del 4.25% al 3.75% y en Gran Bretaña del 5% al 4.50%.
El FMI se alarma por otro lado por los déficits de algunos países (Francia, Grecia, Irlanda, Italia y Portugal), todavía lejos de sus objetivos a medio plazo y que, en algunos casos, se prevé excedan a corto plazo el límite del 3% del PIB autorizado por el tratado de Maastricht. Para Gran Bretaña, la institución proyecta un déficit público del 3,5% este año.

Tasas y crecimiento

La Fed redujo su tasa clave del 2.5 al 1.5%. En Europa, sacudida hasta la médula por la crisis financiera, el Banco de Inglaterra redujo su tasa en medio punto al 4.5%, mientras que el banco Central Europeo redujo la suya al 3.75%.
Igualmente redujeron sus tasas los bancos centrales de China, Canadá, Suecia y Suiza. El Banco del Japón dijo que respalda por entero esas medidas.
Los nuevos cálculos fueron formulados antes de la reunión de mañana viernes de las principales potencias económicas y el encuentro del fin de semana del MFI y el Banco Mundial.
En Estados Unidos, la economía, que el año pasado creció un 2%, caerá este año al 1.6% y será prácticamente nulo en el 2009, con apenas el 0.1%, su peor actuación desde 1991.
Alemania verá frenado este año su crecimiento al 1.8%, frente al 2.5% el año pasado. Francia apenas crecerá un 0.8%, ante el 2,2% en el 2007. La economía británica se expandirá un 1%, frente al 3% el año pasado y Canadá bajará este año al 0.7% frente al 2.7% el año pasado. Japón crecerá solamente un 0.7%, del 2.1% el año pasado.
China y la India crecerán este año un 9.7% y un 7.9% respectivamente. Rusia verá crecer su economía un 7% este año, frente a un 8.1% el pasado.

El peor shock

“La economía mundial entra en una fuerte bajada ante el peor shock financiero de los mercados financieros desde los años 1930”, explicó el FMI en su informe.
“La situación es excepcionalmente incierta y sujeta a riesgos considerables”, advirtió.
Tras casi un año y medio de turbulencias, que se originaron en el mercado inmobiliario de Estados Unidos, se trasladaron al mundo bancario y financiero y ahora amenazan con expandirse a la economía industrial, el FMI urge a los líderes mundiales a “estabilizar las condiciones financieras” y a “mantener la inflación bajo control”.
Pero incluso así, la incertidumbre es considerable, señalan los expertos del Fondo.
“Incluso si se implementa con éxito el plan de Estados Unidos (de rescate financiero de bancos y empresas), el riesgo de una contrarreacción permanecerá probablemente en niveles excepcionalmente altos durante cierto tiempo”, advirtió el informe.
“Es claramente demasiado tarde para dar respuestas a la desaceleración”, señaló en rueda de prensa Olivier Blanchard, jefe de del departamento de investigación del FMI, en rueda de prensa.
Sin embargo, una buena coordinación internacional puede “reactivar el crecimiento en 2009”, aseguró.
Todas las previsiones están sujetas a revisión, que podría tomar forma casi catastrófica, añade sin ambages el FMI.
“Las dificultades financieras podrían seguir siendo muy altas y la contracción del crédito a causa de la retirada de capitales podría ser más profunda y más prolongada de lo previsto”, señaló.
Lo más inquietante es el hecho de que “las dificultades financieras enraizadas en el sector bancario tienen típicamente más efectos económicos adversos que las del mercado bursátil o las tasas de cambio”.
Si el crédito sigue estrangulado para las compañías, “los relativamente sanos balances empresariales en Estados Unidos y Europa (…) podrían encontrarse bajo riesgo durante un largo período”, explicó el FMI.

Origen y América Latina

La crisis se originó en los países desarrollados y ahí está golpeando más duro, pero la situación no es mejor para regiones como América Latina.
“Las economías latinoamericanas están enfrentando una incómoda combinación de desaceleración de la actividad (económica), condiciones externas más difíciles, y una persistente alta inflación”, diagnosticó el organismo en su reporte.
En este contexto, el Fondo prevé un crecimiento en baja a 4,6% para la región en su conjunto en 2008, y un porcentaje aún menor, de 3,25%, en 2009.
Las opciones para los gobiernos no son claras ni fáciles, según el Fondo.
“Ante la fluctuación rápida de capitales, los países deberán responder rápidamente para garantizar la liquidez adecuada, mientras utilizan la tasa de cambio para absorber parte de la presión”, sugiere el informe.
Para los países pobres, por ahora, “un mayor apoyo de los donantes será crucial para hacer frente a los desafíos humanitarios planteados por el alza de precios”, advirtió el Fondo.

Publicar un comentario