Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Clúster turístico de La Altagracia reclama acuerdo sobre Laguna Bávaro

El Clúster Turístico de la provincia La Altagracia exigió al Ministerio de Medio Ambiente el respeto del acuerdo firmado por ambas entidades para el manejo de Laguna Bávaro, así como el rechazo al pacto de Co Manejo con la empresa privada Marinarium. Ernesto Veloz.

En una comunicación dirigida a Resumen Turismo el presidente del Clúster, Ernesto Veloz,  recordó que envió una comunicación al ministro de Medio Ambiente en la que calificó de inaceptable que se incluyera el nombre del Clúster en ese acuerdo con Marinarium.

Aseguró que “nosotros no habíamos sido informados, no se nos consultó y tampoco se tomó en cuenta que en el pasado reciente nos habíamos opuesto a la incursión de esa empresa en la laguna, actitud conocida por los funcionarios que manejaron y procesaron ese acuerdo”.

Reitera que el Clúster desconocía el acuerdo de Co Manejo firmado con esa empresa privada en septiembre de este año. “Nos enteramos de su existencia cuando la cuadrilla de obreros de Marinairum comenzó a depredar el manglar del lado Norte de la laguna para construir un sendero de acceso desde la playa”.

Veloz asegura que la osadía de incluir el Clúster en el contrato servía para crear la percepción de que como administrador delegado, nuestra organización estaba de acuerdo y ahora la osadía de afirmarlo públicamente, es el último esfuerzo desesperado para mantener la farsa.

“Nuestra posición reclamando respeto para el acuerdo del Ministerio con el Clúster y los derechos adquiridos por las inversiones y el tiempo dedicado a Laguna de Bávaro, no es cuestión personal. Es un reclamo institucional, de respeto a los acuerdos, a las leyes y a la buena fe que se supone en la firma de los acuerdos entre las partes. Es una posición institucional que no tiene nada que ver con el señor Vásquez y su empresa Marinarium, que repetimos, durante su presencia en Punta Cana no hemos conocido ninguna demostración de su aprecio por los temas ambientales”, sostiene.

A continuación el texto completo de la carta enviada a Resumen Turismo:

 

 

Señor

Quiterio Cedeño

Director Resumen Turismo

Santo Domingo

26 de diciembre 2014.-

 

 

Lamento ocupar su tiempo en el penoso caso de la concesión de un segundo acuerdo de Co Manejo para la Laguna de Bávaro con la empresa privada Marinarium. Esta laguna fue declarada área protegida en agosto del 2002, y para su gestión el Ministerio de Medioambiente firmó un acuerdo de Co Manejo en el 2011 con el Clúster La Altagracia mediante el cual delega la administración de este parque en esta entidad que presido.

Como presidente del Clúster, había explicado que prefería no hacer declaraciones sobre el caso hasta tanto el Ministro de Medioambiente respondiera la comunicación mediante la cual reclamamos que se dejara sin efecto ese segundo Co Manejo, porque desconoce los derechos adquiridos mediante el acuerdo del Ministerio con el Clúster, comunicación en la cual le señalamos que era inaceptable que se incluyera el nombre del Clúster en ese acuerdo con Marinarium, porque nosotros no habíamos sido informados, no se nos consultó y tampoco se tomó en cuenta que en el pasado reciente nos habíamos opuesto a la incursión de esa empresa en la laguna, actitud conocida por los funcionarios que manejaron y procesaron ese acuerdo.

Me obligan a cambiar de actitud las osadas declaraciones ofrecidas a la prensa por el señor Nicanor Vásquez, representante de Marinarium, publicadas el pasado 17 de diciembre, con la que intenta desmentir que el Clúster rechaza las actividades de su empresa en la laguna y afirma que el Clúster sí apoya su acuerdo con el Ministerio.

Debo referirme al tema para reiterar que el Clúster desconocía el acuerdo de Co Manejo firmado con esa empresa privada en septiembre de este año. Nos enteramos de su existencia cuando la cuadrilla de obreros de Marinairum comenzó a depredar el manglar del lado Norte de la laguna para construir un sendero de acceso desde la playa.  Ni yo ni el vicepresidente del Clúster nos hemos reunidos con el señor Vásquez, que nunca ha solicitado ni gestionado una cita conmigo, ni solicitado asistir a una reunión para exponer al Clúster sus propuestas, considerando nuestro papel como administrador delegado del área protegida. He presidido todas las reuniones del clúster y del Consejo de Co Manejo y en ninguna de ellas se ha tomado una decisión para favorecer las actividades comerciales del señor Vásquez en el área protegida.  Contrario a ello, en la última reunión del Consejo de Co Manejo de la Laguna de Bávaro, los representantes del Ministerio nos informaron que esa dependencia no renovaría un acuerdo firmado en el 2012 con Marinariun que no se aplicó por la oposición del clúster, y que al igual que este se firmó sin tomar en cuenta el pacto de co manejo del Ministerio y el Clúster y los derechos adquiridos por el Clúster como administrador delegado.

Para desmentirme y probar que el Clúster sí apoya a Marinarium el señor Vásquez cita como testigos a Don Peter Thomas, representante de una empresa con la cual tiene relaciones comerciales, pero Don Thomas falleció y no puede hablar. La segunda persona es Winston Marrero Mejía, asistente del Sr. Thomas, un destacado representante de la empresa que dirigió Don Peter Thomas, pero quien nunca ha tenido mandato del Clúster para negociar un tema no aprobado por la directiva. El tercer nombre que aporta Vásquez es el de Juan Carlos Sánchez,  funcionario del Clúster y que fue responsable como director de nuestras actividades en Laguna de Bávaro. Es posible que Vásquez citara su nombre, porque desconoce que hace ya un tiempo Sánchez fue relevado de sus responsabilidades  en la Laguna a solicitud y sugerencia del Ministro de Medioambiente, solicitud que decidimos acatar y respetar.

En nuestra carta sobre el tema dirigida al Ministro de Medioambiente, Bautista Rojas Gomez, le planteamos que posiblemente él desconocía la forma en que se había procedido para llegar al acuerdo con Marinarium, y tampoco estaba informado de que el Clúter se había opuesto al primer acuerdo con esa empresa. Tampoco encontrábamos explicación a la decisión de incluir en las primeras líneas de ese acuerdo el nombre de Clúster como parte del contrato firmado en septiembre pasado. Las declaraciones de  Vásquez afirmando que el Clúster si apoyó la concesión que le otorga el Ministerio, son la pieza final del rompecabezas de esta trama. La osadía de incluir el Clúster en el contrato servía para crear la percepción de que como administrador delegado, nuestra organización estaba de acuerdo y ahora la osadía de afirmarlo públicamente, es el último esfuerzo desesperado para mantener la farsa.

Nuestra posición reclamando respeto para el acuerdo del Ministerio con el Clúster y los derechos adquiridos por las inversiones y el tiempo dedicado a Laguna de Bávaro, no es cuestión personal. Es un reclamo institucional, de respeto a los acuerdos, a las leyes y a la buena fe que se supone en la firma de los acuerdos entre las partes. Es una posición institucional que no tiene nada que ver con el señor Vásquez y su empresa Marinarium, que repetimos, durante su presencia en Punta Cana no hemos conocido ninguna demostración de su aprecio por los temas ambientales.

 

 

Ernesto Veloz

Presidente Clúster Turístico provincia La Altagracia

Publicar un comentario