Atrás
Image Alt

Resumen Turismo

Abogan por integración entre ofertas turísticas de RD y Haití

Aunque son países con niveles de desarrollo muy diferente, si lograran integrar y armonizar sus ofertas turísticas, República Dominicana y Haití podrían conseguir beneficios significativos en esta industria en un mediano plazo, combinando  sus respectivas ventajas y oportunidades, apunta un estudio dado a conocer esta semana.
Desarrollada por el  Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec), con apoyo del Servicio Social de Iglesias Dominicanas y del Centro de Estudios Dominíco-Haitiano, la investigación puntualiza sin embargo que la brecha existente entre ambas naciones aporta desafíos realmente complicados, pero no imposibles de resolver.
Un reporte del diario Hoy Digital que difunde el informe presentado por Intec explica que, por ejemplo, se sugiere buscar en el futuro alternativas para que parte de los actuales flujos de turistas extranjeros a Dominicana puedan ser persuadidos de visitar también Haití.
Por otra parte, el estudio recomienda intentar vincular en un primer momento los productos del noroeste dominicano y el noreste haitiano para  poder apelar a los segmentos del mercado turístico internacional que podrían interesarse en “consumir” ambas ofertas.
Otra sugerencia que adelanta pasa por intentar inducir a los intereses trasnacionales que ya cuentan con inversión en la República Dominicana para que inicien proyectos en Haití.
Dominicana, que a partir de mostrar un impulso extraordinario en las últimas tres décadas en su industria turística, ha logrado posicionarse entre los primeros destinos de Caribe, también podría ayudar mucho a Haití en temas como la capacitación de su fuerza laboral y la promoción, añaden los investigadores.
Refieren que, por su inestabilidad política y su escaso desarrollo económico, este segundo país se ha convertido en el destino turístico de menor importancia en la región, y apenas ahora comienza a ver al turismo como una fuente de empuje para su recuperación.
Sin embargo, de lograrse la propuesta estrategia de complementariedad turística entre ambas naciones, los expertos consideran que podría surgir una “estrella turística” de América Latina, en atención a la singularidad de atractivos que atesoran  los dos destinos y a sus altos valores históricos dentro de la región.
Según las previsiones aportadas por la investigación, una mayor integración en términos turísticos podría llevar a que para el 2020 se reportara un flujo mínimo de 10 millones de visitantes extranjeros y de la diáspora al año en República Dominicana y Haití, con cerca de una cuarta parte de ellos visitando los dos países y una planta hotelera interconectada parcialmente.

Publicar un comentario